mayo 25, 2024

Albert Raurich, chef del aclamado asiático Dos palillos* (Barcelona), deleita en la primera jornada del recuperado Snow Club Gourmet de Grandvalira.En próximas jornadas, los también barceloneses Rooftop Smoke House y Estimar (del chef Rafa Zafra) tomarán el relevo gastronómico en el entorno nevado.

Los amantes de la nieve y la gastronomía están de enhorabuena. Vuelve el Snow Club Gourmet, las jornadas gastronómicas con las que Grandvalira demuestra su compromiso con la alta cocina. Desde 2016, cuando nació este club, han sido muchos los nombres de grandes chefs que han ofrecido gastronomía creativa y de calidad para los amantes de los deportes de invierno, posicionando así a Grandvalira como el resort de esquí gastronómico de los Pirineos. Ahora, y después del parón obligado debido a la crisis sanitaria global que hemos vivido los últimos años, el Snow Club Gourmet retoma su misión para acercar la alta gastronomía a los clientes del dominio esquiable más grande del sur de Europa.El encargado de inaugurar esta quinta edición del Snow Club Gourmet ha sido Albert Raurich, chef del que Ferran Adrià considera “el mejor restaurante asiático fuera de Asia”, el barcelonés Dos Palillos*. Raurich, quien a su vez fue discípulo de Adrià y su jefe de cocina en elBulli, ofreció el pasado sábado 11 de febrero una completa cata de sus innovadoras creaciones de alta cocina de fusión asiática a 40 privilegiados comensales que se reunieron a 2.000 metros de altitud en el privilegiado espacio del restaurante Jean Léon de Soldeu. Albert Raurich presentó 16 creaciones diferentes. Un lujo para el paladar. Algunas, como el narezushi de lubina fermentada o la rosa de lubina fresca sambal matah transportaban a los orígenes del sushi. Otros, con una marcada fusión como las cocochas en el pil pil japonés de soja envejecida, o la alcachofa en tempura de Tudela con café y limón, fueron de las propuestas más aplaudidas. Como también sorprendentes fueron la costilla de Cal Rovira a la cantonesa y el Mochi de trufa melanosporum. Todo ello regado con un maridaje de excepción con los vinos Corpinnat de Torelló. Paco de la Rosa, propietario de la firma del Penedès, aprovechó también la ocasión para presentar la edición especial del vino espumoso de las Finales de la Copa del Mundo de esquí alpino que tendrán lugar el próximo mes de marzo en los sectores de Soldeu El Tarter, en el mismo dominio de Grandvalira.

Raurich se sumó con esta espectacular cena a los grandes nombres de la alta cocina que ya han pasado por los fogones del Snow Club  Gourmet de Grandvalira como Fina Puigdevall (Les Cols**), Oriol Castro (Disfrutar Barcelona**),  Fran López (Villa Retiro, Xerta*), Giuseppe Iannoti (Kresios**), Juan Antonio Medina (A’ Barra*), Rafa Peña (Gresca) o David Rustarazo (Nairod), entre otros.Una lista que no deja de crecer pues ya hay programadas dos experiencias gastronómicas más para esta temporada. La primera de ellas será el 4 de marzo en la que se podrá disfrutar de la propuesta de Rooftop Smoke House (Barcelona), una experiencia a base de ahumados, fermentados y encurtidos de alta calidad. Y la segunda, el 25 de marzo, con el mar como protagonista con excelente producto y el amor por el pescado y el marisco de Rafa Zafra, al mando del restaurante Estimar (Barcelona).Dos apuestas más en la línea que ya hace tiempo que sigue el equipo de restauración de Grandvalira, capitaneado por el artífice del Snow Club Gourmet, Àlex Orúe. “Llevar las marcas de calidad y el talento de los chefs más reconocidos y hacer una inmersión en las tendencias del momento es el camino a la excelencia en el que nos focalizamos, no sólo por los socios y amigos del Snow Club Gourmet, sino también de cara a nuestros clientes”.

 

Antes del paréntesis de la pandemiaEl exitoso recorrido de la iniciativa gastronómica de Grandvalira, el Snow Club Gourmet, se vio interrumpido -como ocurrió con muchas otras propuestas del sector de la restauración- a causa de la crisis sanitaria derivada de la pandemia. Precisamente, la última jornada del cuarto Snow Club Gourmet tuvo lugar en marzo de 2020, justo antes del confinamiento a causa de la Covid-19.En aquella ocasión, la máxima expresión de la creatividad gastronómica se concentró en la cocina de La Cabana de Soldeu con la visita del equipo de Disfrutar Barcelona, galardonado con dos estrellas Michelin y reconocido como 3er mejor restaurante del mundo en la lista The World’s 50 Best Restaurantes. Oriol Castro, uno de los pilares del proyecto barcelonés, ofreció una sucesión de sorprendentes y memorables catas en un showcooking y un segundo turno servido en la mesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *