mayo 25, 2024

En la búsqueda de momentos de desconexión en la mejor compañía, son muchas las parejas que exploran destinos que ofrezcan una combinación perfecta de relajación, lujo y aventura. En línea con ello, Islas Baleares son la mejor opción para quienes buscan explorar nuevos horizontes y sumergirse en la riqueza cultural y natural del Mediterráneo en cualquier época del año junto a su compañero de vida y aventuras.

Bodegas, lujo y gastronomía en Mallorca

Para todas esas parejas que comparten su afición por la buena gastronomía y disfrutan degustando juntos las mejores cenas y vinos, la Ruta del Vino de Mallorca es un recorrido idílico para conocer pequeñas bodegas de la zona y descubrir toda la historia de Mallorca a través de su patrimonio y degustar la cocina tradicional de la comarca.

Esta ruta recorre la zona de Binissalem, comarca reconocida como Denominación de Origen donde los viñedos crecen al abrigo de la Serra de Tramuntana, uno de los parajes más bonitos de la isla. Además, entre el entorno verde de esta famosa sierra, las parejas tienen la opción de alojarse en uno de los hoteles más lujosos de la isla: el Son Bunyola, una reciente apertura que ha convertido este edificio histórico en un hotel de 5 estrellas.

Aunque otro de los hoteles más destacados de la isla es el Fontsanta Hotel Thermal Spa, un hotel de 5 estrellas situado a 4 kilómetros de la playa de Es Trenc que cuenta con uno de los spas más exclusivos de la isla gracias a su baño de aguas termales naturales, el único de las Islas Baleares.

Y para seguir saboreando la riqueza culinaria de la isla de una forma de lo más gourmet, una de las opciones es el restaurante DINS Santi Taura en Palma, galardonado con dos Soles Repsol y una Estrella Michelin en la guía 2020.

 

Bajo el cielo estrellado de Menorca y el encanto de sus hoteles boutique

Las escapadas en pareja siempre vienen marcadas por una de esas experiencias que perdurarán en el recuerdo para siempre; y en Menorca tendrán la oportunidad de vivir algo realmente especial e inolvidable. Y es que desde cualquier punto se puede observar el cielo nocturno plagado de estrellas, pues la isla está reconocida como Destino y Reserva Starlight.

Uno de los rincones más especiales para contemplar el firmamento es la Cala Macarella, una de las playas más bonitas de Menorca y que ofrece una visión incomparable del cielo nocturno; o la zona entre Cap de Cavalleria, el punto más septentrional de la hasta la Vall, con su playa de arena blanca. También los yacimientos talayóticos de la isla, recientemente declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, son un lugar único para observar las estrellas rodeados de historia.

En cuanto al alojamiento, y para aquellas parejas que busquen darle ese toque sofisticado a su viaje, se puede optar por los hoteles boutique. Algunos de ellos se encuentran en casco antiguo de Ciutadella y cuentan con habitaciones lujosas, incluso con piscina en la azotea con vistas panorámicas, restaurantes gourmets y spas de lujo. Todos ellos son idóneos para experimentar la tranquilidad y la belleza de Menorca en un entorno exclusivo y en la mejor compañía.

También en los entornos rurales existen opciones de lujo con hoteles con elegantes habitaciones y suites, piscinas privadas y terrazas con vistas panorámicas. Además, muchos de ellos cuentan con restaurantes de alta cocina y spas de clase mundial.

 

De la tranquilidad del senderismo a los yates de lujo de Formentera

Cada isla tiene su propio encanto y ofrece actividades para todos los gustos. Sin embargo, para aquellas parejas que buscan una experiencia entre entornos naturales y algo más activa, el paisaje de Formentera es ideal para disfrutar de una ruta de senderismo.

Con un recorrido que parte de la zona de Es Mal Pas, este paseo permite disfrutar de la naturaleza de la isla y cruzar el Torrent de S’Alga, pasando por antiguos varaderos declarados Bien de Interés Cultural. La ruta termina en el Faro de Es Cap de Barbaria, que ofrece unas vistas inmejorables del Mediterráneo y es un lugar perfecto para disfrutar de la puesta de sol con un romántico picnic.

Y para aquellos que busquen darle ese toque exclusivo a su estancia en el archipiélago, tanto en Formentera como en Ibiza existe la posibilidad de explorar el Mediterráneo a bordo de un yate de lujo. Con una amplia selección de embarcaciones disponibles para alquilar, las parejas pueden disfrutar de la máxima comodidad y elegancia mientras descubren los paisajes costeros y las calas escondidas del paraíso mediterráneo.

 

Los almendros en flor de Ibiza y su lujo relajado

Durante todo el mes de febrero, la isla de Ibiza muestra su belleza natural como en ningún otro momento de año, pues es la época en la que los almendros florecen y crean esa imagen única entre flores blancas y rosadas. El pueblo de Santa Agnès de Corona, al encontrarse en la zona más rural de la isla, es uno de los rincones perfectos para observar el espectáculo cada año.

Por su parte, Ibiza es una isla marcada por la exclusividad y el glamour. A lo largo de todo el territorio ibicenco se encuentran los hoteles más especiales y lujosos del Mediterráneo, lo que consolida a la isla como uno de los destinos preferidos para muchos enamorados, pues en ellos se puede disfrutar de unos días de bienestar gracias a su concepto de lujo relajado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *