mayo 29, 2024

Conocer cómo se producen dos de los productos más importantes para Rosh Hashaná permiten descubrir una cara menos conocida del país mediterráneo.

El Año Nuevo Judío (Rosh Hashaná) se celebra este año el 26 y 27 de septiembre.  La tradición manda sumergir manzana, a menudo en gajos, en miel mientras se recita una bendición para pedir un año dulce. Israel produce ambos productos de forma local y visitar sus centros de elaboración es una de las mejores maneras de conocer el país y sus costumbres.ManzanasLos Altos del Golán, ubicados en la esquina noreste de Israel, se extienden a lo largo de 1.200 km2 e incluyen climas y topografías muy diferentes. Esto permite una rica diversidad de cultivos, desde manzanas, vides y cerezas en el norte hasta trigo, mangos y aguacates en el sur de la región. Gracias a su suelo fértil, así como a una vasta infraestructura agrícola, los cultivos del Golán se consideran productos de alta calidad tanto dentro de Israel como en todo el mundo.Los visitantes de las regiones de Golán y Galilea observarán largas hileras de huertos de manzanos, plantados en perfectas condiciones geográficas para el cultivo de frutas de hoja caduca. Las variedades de manzanas seleccionadas florecen gracias a la altura de la región, el aire frío y limpio, la tierra fértil, la lluvia y los manantiales claros. La poda profesional y la recolección selectiva en función del nivel de madurez de los frutos, junto con un envasado rápido y automatizado, garantizan manzanas de la mejor calidad y los productos más frescos disponibles.Los visitantes que viajan por las áreas de Golán y Galilea pueden degustar las muchas variedades de manzanas cultivadas localmente, ya sea directamente en las tiendas agrícolas y centros de visitantes como la fábrica de manzanas Beresheet en Merom Hagolan, vendedores ambulantes o en supermercados y fruterías. Ciertos huertos también tienen instalaciones de auto-recolección para visitantes.MielLa Biblia a menudo se refiere a la abundancia agrícola de la tierra de Israel en la conocida y citada frase “Tierra que mana leche y miel” (aparece por primera vez en Éxodo 3:8). Aunque la miel a la que se hace referencia se considera miel de dátiles, el Israel moderno también es famoso por su fabricación de miel pura, hecha por las abejas, una industria que se remonta a finales del siglo XIX. Hay decenas de miles de colmenas en todo Israel, con cientos de apicultores cuidando más de mil especies diferentes de abejas. En línea con la tendencia de Israel de contar con tecnología de punta en el sector de la agricultura y la ganadería, los apicultores israelíes han adoptado métodos avanzados y eficientes de mecanización y reproducción para aumentar su miel, lo que resultó en un rendimiento récord de 4.400 toneladas este año (según Israel Honey Board) para el período de Año Nuevo. Las abejas son esenciales para el sector agrícola de Israel y representan el 80% de la polinización total de cultivos.Las estadísticas de la Junta de Miel de Israel muestran que los israelíes son golosos, con un consumo de miel por persona de 250 gramos solo durante el período de vacaciones entre el Año Nuevo (Rosh Hashaná) y la Fiesta de los Tabernáculos (Sucot). Esto suma unas 6.200 toneladas de miel, el 40% del consumo anual total de miel en Israel. En Israel se producen más de 20 tipos diferentes de miel de alta calidad, incluida la miel con sabor a zaatar, salvia, ciruela, aguacate, cítricos y más.El Festival anual de la miel, que se lleva a cabo en todo Israel durante este período de vacaciones, invita a los lugareños y turistas a visitar los colmenares y las instalaciones de elaboración de miel en todo Israel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *