mayo 25, 2024

Estados Unidos alberga un sinfín de experiencias sorprendentes. Los viajeros pueden perderse en su inmensidad para explorar paisajes en constante cambio y descubrir diferentes culturas. De costa a costa y de lo rural a lo urbano, Visit The USA destaca cinco destinos estadounidenses que no puedes dejar de visitar este 2024.

 

1. Kansas City, Misuri: la «Swiftmanía», a punto de batir records

Kansas City brilla como nunca en el mapa gracias a uno de los amoríos más sonados del pasado año. La cantante Taylor Swift, reina indiscutible del pop y del country estadounidense, y el jugador de los Kansas City Chiefs, Travis Kelce, han puesto el foco mundial en la Ciudad de las Fuentes. Con más de 200 instalaciones acuáticas repartidas por toda el área metropolitana, también destaca por ser una auténtica meca del deporte donde se puede practicar desde fútbol hasta pickleball.

 

Ya están en marcha los preparativos para acoger en agosto la competición inaugural de Triple Crown Sports, la ‘PickleCon’, uno de los deportes de más rápido crecimiento en Estados Unidos, así como la esperada Copa Mundial de la FIFA de 2026. La ciudad también está preparada para dar la bienvenida a la Liga Nacional de Fútbol Femenino con su equipo Kansas City Current, que debutará en el nuevo CPKC Stadium en 2024. El recinto, con capacidad para 11.500 espectadores, será el primer estadio del mundo construido expresamente para un equipo deportivo profesional femenino y se convertirá en el nuevo punto de encuentro para los aficionados. Fuera del campo, los visitantes pueden disfrutar de la floreciente oferta de barbacoas de la ciudad, con restaurantes que ahúman desde cerdo, ternera y pollo hasta yaca, setas y pescado. Para quienes visiten Kansas City en otoño, la American Royal es la mayor competición de barbacoas del mundo, con más de 600 equipos y decenas de miles de espectadores y degustadores.

 

2. Santa Fe, Nuevo México: el crisol de la creatividad americana

Con el espectacular telón de fondo de la Sierra de la Sangre de Cristo, Santa Fe es a la vez mística y ecléctica. Su tierra ha adquirido fama por sus cualidades curativas y por ser un refugio espiritual, mientras que su esencia particular ha atraído a artistas de todo el mundo. Las culturas nativa americana, española y angloamericana se mezclan a la perfección formando una próspera comunidad creativa. Santa Fe alberga el Museo Georgia O’Keeffe, que exhibe la exposición «Making a Life» hasta marzo de 2024, así como el fantástico Meow Wolf, una experiencia artística completamente inmersiva llamada «Casa del Eterno Retorno» que cuenta con más de 70 habitaciones creadas por artistas locales. La ciudad también cuenta con ocho pueblos nativos americanos y el Mercado Indio de Santa Fe, una de las mayores y más prestigiosas exposiciones de arte nativo americano del mundo en la que participan artistas de más de 200 tribus, y que tendrá lugar los días 17 y 18 de agosto de 2024. Sin embargo, para apreciar realmente el arte, la cultura y el paisaje culinario, no hay más que ir al festival de invierno Art + Sol.

 

3. Filadelfia, Pensilvania: donde lo viejo se encuentra con lo nuevo

Filadelfia, cuna de Estados Unidos y primera ciudad Patrimonio de la Humanidad, está impregnada de historia, pero también de una escena culinaria y artística contemporánea e intensa. La Guía Verde Michelin describe Filadelfia como «un museo al aire libre» gracias a sus más de 600 esculturas y estatuas, así como sus más de 4.400 murales exteriores. A finales de 2024, se inaugurará el Museo Calder Gardens, que celebrará el impacto que tres generaciones de la familia Calder han tenido en Filadelfia. La ciudad también tiene una fuerte apuesta culinaria y es conocida como un verdadero paraíso para los epicúreos. Los amantes del buen comer pueden encontrar de todo: desde comida callejera, mercados y alta cocina hasta restaurantes BYOB. Este municipio alcanzó la fama por sus icónicos cheesesteaks, hoagies, pretzels blandos y helados de agua. Su sándwich de cerdo asado es sin duda el mejor, y en DiNic’s Roast Pork se hace cola todos los días en torno a su puesto del Reading Terminal Market, uno de los mercados públicos más antiguos y grandes de Estados Unidos. Para los más golosos, el Philly Tastykake está disponible en todos los sabores, desde caramelo hasta manteca de cacahuete.

 

4. St. Pete/Clearwater, Florida: playas interminables y arte callejero

Ubicada en una península bañada por el sol, entre la bahía de Tampa y el golfo de México, se encuentra St. Pete / Clearwater, un conjunto de 24 comunidades que combina a la perfección la naturaleza con una increíble escena artística. Los visitantes tienen mucho donde elegir, con una galardonada franja costera de 56 kilómetros en la que descansar y relajarse, que incluye los Parques Nacionales Estatales: Honeymoon Island (Isla de luna de miel) ideal para los amantes de la naturaleza que busquen avistar águilas, búhos cornudos y tortugas de tierra, o caminar por el sendero de casi 5 kilómetros a través de uno de los últimos bosques vírgenes de pinos de tala, y Caladesi Island, una de las pocas islas vírgenes de la costa del Golfo, a la que sólo se puede acceder en barco. St. Pete también es un enclave artístico que alberga ocho museos y 532 piezas de impresionantes murales callejeros, con el centro de la población preparándose para el décimo aniversario del Festival de Murales SHINE en octubre de 2024. Los visitantes también pueden visitar la maravillosa colección de obras de Salvador Dalí del Museo Dalí, incluida la recién inaugurada cúpula Dalí Alive 360°, una experiencia de inmersión multisensorial que envuelve a los visitantes en 360 grados de luz y sonido. Otra visita obligada es el Museo Imagine, que presenta exposiciones de arte contemporáneo en vidrio de todo el mundo, o la Colección Chihuly, la primera instalación de arte de Dale Chihuly.

 

5. Asheville, Carolina del Norte: la ciudad montañosa

Esta ciudad asentada en las majestuosas montañas Blue Ridge, con más de 400.000 hectáreas de espacios naturales protegidos y los picos más altos del Este del país, se enorgullece de su historia y patrimonio apalache. Combinando música y actividades al aire libre, cada verano el Folk Heritage Committee de Ashville invita a visitantes y lugareños por igual a unirse a las celebraciones de «Shindig on the Green«, un festival gratuito para apoyar la conservación de la música bluegrass tradicional, la danza y la narración de cuentos de los Montes Apalaches del Sur. Para quienes deseen conectar con la naturaleza, la ciudad montañosa cuenta con espectaculares rutas de senderismo, ciclismo, rafting y equitación, así como con la oportunidad de acercarse a la vida salvaje, desde la observación de aves hasta osos en busca de comida y manadas de alces. Esta primavera, los visitantes podrán dormir bajo las estrellas en el nuevo y lujoso camping airstream de AutoCamp, que abrirá sus puertas a sólo 15 minutos al norte de la ciudad, a orillas del río French Broad. Los campistas también podrán alojarse en el nuevo LOGE Asheville, que abrirá su primer establecimiento en el sureste el próximo verano. El espacio renovado, que ocupará el emblemático motel de carretera The Mountaineer Inn, incluirá hogueras al aire libre y portabicicletas en todas las habitaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *