mayo 30, 2024

Naturaleza, esquí, deportes, buena vibra y excelente gastronomía son algunos de los protagonistas de esta nuevo pop-up.

Beso Beach nació en Formentera en 2012 en el entorno paradisíaco de la playa de Cavall d’en Borras, como un proyecto familiar de la mano de Rafa Viar y Angie López. Beso Beach es una filosofía, una sensación que tratan de trasladar siempre a su público. Son playa, sol y buenas vibraciones, y ahora también son nieve. 

 

Ya lo ha hecho en latitudes cálidas, pero era el momento de llevar las vibras de Beso hasta temperaturas bajo cero para hacer del invierno una estación más para disfrutar del buen ambiente e inigualable gastronomía que proponen.

 

 

Desde hace unos meses se está haciendo cada vez más popular una nueva manera de comer y relacionarse. Se trata de los restaurantes pop-up, donde el espacio deja de ser fijo para convertirse en itinerante y temporal para ofrecer una experiencia irrepetible. Así es como nace Beso Sierra Nevada.

 

Esta temporada han tomado la decisión de instalarse en la estación de esquí más meridional de Europa para ofrecer una experiencia única. Ofreciendo una propuesta gastronómica de primerísimo nivel hasta un amplio abanico de actividades y deportes para disfrutar y ser el après-ski que no querrás perderte en Sierra Nevada.

 

Beso cuenta con un diseño y una serenidad que invitan a dejarse llevar y descubrir unas vistas majestuosas sobre todo el valle. Está situado a pie de pistas y está especialmente indicado para clientes y futuros miembros de la tribu y aficionados a los deportes de invierno.

 

En esta nueva ubicación, han concentrado sus energías en apoyar los deportes de nieve y han decidido crear BESO SPORTS.

A partir de ahora, en cada invierno, dirigirán la misma pasión que dedican a las actividades de verano hacia aquellos deportes de nieve que transmiten la esencia de Beso.

 

Con su nuevo claim #BESOSTODOELRATO buscan transmitir y reforzar su concepto de marca, comunicando que ahora Beso ya no es sólo Beach, si no que llevan su misma esencia del mediterráneo a cualquier sitio y en cualquier momento del año.

 

Su concepto gastronómico

En Beso, ofrecen una oferta gastronómica única por su  hermandad entre la cocina vasca y la mediterránea. Trabajan con una cocina de corazón sin nombres extravagantes. Los protagonistas de su cocina serán los platos de montaña, parrilla y cuchara.

Beso cuenta con una terraza exterior y una experiencia gastronómica única gracias a sus clásicos elaborados que cuentan con ingredientes de temporada.

Y como dicen: “Donde quiera que fueres, haz como vieres». Les gusta adaptar su propuesta gastronómica al lugar donde van, añadiendo un par de referencias típicas de la zona.

Su carta contará con clásicos de temporada y sabores alpinos.

Sus horarios de servicio incluirán comida, tardeo y cenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *