Funchal: el mejor destino europeo para viajar en invierno y evitar las bajas temperaturas

El hotel Barceló Funchal Oldtown, con una ubicación privilegiada en el centro histórico, una arquitectura original del siglo XVII y un interiorismo inspirado en la artesanía local, es el mejor alojamiento para disfrutar de las cálidas temperaturas de invierno en esta isla atlántica.

El invierno comienza a ser una de las épocas del año preferidas por muchos viajeros para viajar y descubrir destinos cálidos en los que refugiarse del frío. Viajar a Madeira en invierno se convierte en una experiencia única durante la que disfrutar de su naturaleza espectacular gracias a sus temperaturas suaves y agradables.

Para disfrutar de Madeira en esta época del año, el hotel donde instalarse durante unos días se encuentra en el casco histórico de la ciudad, el hotel Barceló Funchal Oldtown. Uno de los hoteles-destinos predilectos para este invierno, el refugio definitivo para que el huésped disfrute del relajado clima de Madeira en un entorno donde desconectar y entregarse a la exótica, y desconocida, isla atlántica.

 

Una puesta en valor del patrimonio cultural de Madeira

El hotel, con categoría 5 estrellas y 111 habitaciones, se encuentra junto a la Catedral de Funchal y la Avenida do Mar, una de las principales arterias de la ciudad. Destaca por su diseño de estética moderna y la utilización de elementos simbólicos de la arquitectura de esta isla portuguesa.

En el proceso de excavación se encontraron importantes elementos y vestigios de siglos pasados, concretamente, más de un millar de piezas de cerámicas de época colonial, restos de una calzada del siglo XVI, un zapatero raspador del siglo XVII o monedas del XVIII. Para poner en valor el patrimonio cultural local y perpetuar el legado de la ciudad de Funchal, todos estos objetos históricos se integraron en la decoración del hotel. También en las vigas y en la fachada original se ha mantenido el uso de las piedras naturales y la madera, de más de cien años de antigüedad, respetando la manera tradicional en la que se ejecutaban los muros antiguamente.

Por otro lado, las habitaciones y restaurantes de Barceló Funchal Oldtown cuentan con referencias a los bordados y a la cestería de mimbre de la isla en su decoración, además de otros materiales típicos de la zona que se han empleado en los diferentes espacios, otorgando un carácter auténtico y local a un hotel hecho por y para Madeira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *