Saint-Malo y los secretos de los mares bretones

Durante su larga historia marítima, la costa de Saint-Malo ha visto cómo se hundían
muchos navíos en sus aguas. Solo la bahía de Saint-Malo cuenta en sus fondos con
cerca de 350 barcos. Barcos corsarios que reposan allí desde el siglo XVII o navíos de
la Segunda Guerra Mundial esperan a los amantes del submarinismo.

 

Reconstitución del Bizeux – Aventura marítima e histórica en la bahía de Saint-Malo

El enclave arqueológico situado al pie de la roca de Bizeux, en el estuario del río Rance, es único en Bretaña. Creado por la Asociación para el Desarrollo y la Investigación en Arqueología Marítima, Adramar, para dar a conocer el patrimonio submarino y el oficio de arqueólogo, permite realizar exploraciones como si fueras un experto en un barco reconstituido que se hundió en el siglo XVIII. De unas dimensiones de unos 10 metros de ancho y 15 metros de largo, el barco se encuentra entre 3 y 10 metros de profundidad, dependiendo de las mareas. El navío tiene un ancla de hierro forjado de 3 metros de largo, 3 cañones dispuestos en semicírculo en batería defensiva y 2 cañones utilizados para conseguir que sea estable. Accesible al gran público gracias a una sesión acompañada de submarinismo, el lugar arqueológico del barco hundido de Bizeux espera al visitante mientras este se deleita con un paseo lúdico y lleno de experiencias sensoriales. El recorrido muestra los vestigios del naufragio a la vez que introduce
al visitante en la arqueología marítima, en el conocimiento del patrimonio sumergido, y en la flora y fauna del estuario.

Mont Malo

Foto: LE-GAL-Yannick

Adramar, creada en 1993, es un actor importante de la arqueología submarina tanto en Francia como internacionalmente. Compuesta por científicos profesionales implicados en la tarea arqueológica, buceadores, historiadores y universitarios, su misión es la investigación, el estudio, la valorización, la difusión de conocimientos y la protección del patrimonio arqueológico sumergido. También propone talleres educativos, ArchéoMer®, iniciaciones lúdicas y colaborativas sobre el oficio arqueológico submarino.

 

Los senderos arqueológicos submarinos – Bucear entre barcos olvidados

El sendero arqueológico submarino de Saint-Malo ofrece a los buceadores expertos auténticos tesoros en las profundidades de sus aguas. Esta ruta insólita empieza en la roca de Bizeux, al norte, donde se encuentran las fragatas corsarias del siglo XVIII de la Natière, en las que se descubrieron unos 3000 objetos, como cañones, efectos personales de los marinos e incluso un esqueleto de un macaco de la Berbería. Al noroeste, nos encontramos con Le Garibaldi, un barco inglés del siglo XIX de 25 metros. Siguiendo la misma dirección, está el M4600, un buque patrullero alemán de la Segunda Guerra Mundial.

Mont Malo

Foto: BERTHIER-Emmanuel

La siguiente parada es en la isla de Cézembre, donde se puede observar el SS Hilda, un barco
de vapor que unía Inglaterra con Saint-Malo. La ruta se acaba en el carguero de vapor de finales del siglo XIX, Le Fetlar. Un recorrido emocionante para los buceadores apasionados de la historia.

 

Grandes mareas y macareo

En temporada baja, libre de turistas, la ciudad corsaria de Saint-Malo ofrece calles tranquilas y tiendas
iluminadas. Sus fortificaciones, frente al mar, están menos concurridas y desde ellas se puede disfrutar, sin prisas, de sus suntuosas vistas. Al comienzo de la época de grandes mareas, la situación geográfica y la configuración del litoral de Saint-Malo y la bahía del Monte Saint-Michel los convierte en el teatro de las más grandes mareas de Europa, con una amplitud entre marea baja y alta de unos 12 metros. El mar desaparece y reaparece con fuerza a las 6 horas. Un espectáculo impresionante orquestado por la naturaleza.

Mont-Malo

Foto: LAMOUREUX-Alexandre

Son consideradas grandes mareas las mareas que superan el coeficiente 90. Se trata de un fenómeno natural que se produce durante una luna llena o nueva, cuando el sol y la luna están alineados con la Tierra y por lo tanto cuando la atracción sobre la masa de los océanos es más importante.

Desde lo alto de las fortificaciones de Saint-Malo, el bastión de Holandaes el lugar perfecto para observar las grandes mareas. Ofrece un panorama de las islas de Grand Bé, de Petit Bé y de la desembocadura del
estuario del río Rance proporcionando unas vistas indescriptibles tanto con marea alta como con marea baja. Al atardecer, cuando las callejuelas se iluminan y el horizonte desaparece, empieza un espectáculo realmente increíble. En el barrio de Paramé, que domina la larga playa, el dique de Rochebonne es otro lugar ideal para disfrutar de este impresionante fenómeno natural, el de las olas recubriendo el dique.

Mont Malo

Foto: Adramar

 

Próximas grandes mareas:

  • Del jueves 3 al sábado 5 de marzo de 2022: coeficiente de 103, los días 3 y 4 de marzo
  • Del sábado 19 al lunes 21 de marzo de 2022: coeficiente de 100, el 20 de marzo
  • Del domingo 17 al martes 19 de abril de 2022: coeficiente de 103, el lunes 18 de abril
  • El martes 17 de mayo de 2022: coeficiente de 100
  • Del viernes 12 al lunes 15 de agosto de 2022: coeficiente de 103 el sábado 13 y el domingo 14 de agosto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.