BODEGAS HABLA ELABORA POR PRIMERA VEZ EN SU HISTORIA UN MONOVARIETAL DE MALBEC: HABLA Nº23

La bodega extremeña presenta su nuevo vino de edición limitada, añada 2017, un hito en la historia de Habla
Por primera vez en uno de sus vinos de ‘Alta Costura’ (edición coleccionista), la bodega incorpora la Malbec como única variedad

Bodegas Habla, fundada en la ciudad de Trujillo (Cáceres), continúa rompiendo con los estándares vinícolas establecidos en la zona. Sus vinos de ‘Alta Costura’ – formados por aquellos vinos limitados de colección- no responden a los criterios establecidos por las distintas D.O. (denominaciones de origen), ni a un ensamblaje concreto, ni el número que da su nombre con la añada.

Estas son las principales características que convierten a los vinos de esta colección en únicos, atractivos e irrepetibles ya que no existen dos iguales. Por ello, como si de una obra de arte se trataran, llevan impresos en su botella un número distinto y correlativo.

Habla Nº23 es un monovarietal de Malbec, cosechado en el año 2017, que continúa el estilo de los vinos de la bodega al haber alcanzado su máximo nivel. La Malbec está siendo una de las variedades más destacadas de la finca junto con la Cabernet Franc. Se trata de racimos poco compactos y con un tamaño de baya pequeña. Esto nos permite obtener una buena intensidad de aroma, de color y de condiciones de maduración, en palabras del enólogo Eduardo de José.

MANEJO ARTESANAL DEL CULTIVO

Una de las claves del éxito de Habla es el estudio y el trabajo que el equipo de viticultura, con su enólogo Eduardo de José al frente, realiza en el campo.

En concreto, con esta variedad, favorecen el sombreo de la planta para evitar la exposición directa de la futa al sol y conseguir una maduración más suave. Además, la Malbec es una variedad muy fértil, es decir, en la viña crecen un gran número de racimos y muy juntos (debido a la cantidad) por lo que corre el riesgo de amontonarse.

Cómo lo soluciona el equipo viticultor: mediante lo que se denomina el aclareo, siempre en época de pre-envero. La idea es descartar los racimos que no cumplan con los objetivos para que los seleccionados tengan mejores condiciones y maduren de forma óptima.

Por otro lado, Habla -al apostar siempre por la excelencia- requiere unos niveles de exigencia muy altos que se ven reflejados en los procesos de intervención realizados en el campo como el llamado desnietado. Esta técnica consiste en eliminar las ramificaciones que tienen los sarmientos en la zona de los racimos para conseguir una mayor porosidad del mismo y una mejor ventilación y sanidad de la planta.

NOTAS DE CATA

A la vista se aprecia un vivaz tono granate similar al de la ciruela negra.

En nariz podemos apreciar el Malbec en su máximo expresión con recuerdos afrutados de ciruela y plátano maduro, toques de regaliz y notas especiadas a tomillo y clavo. Fondo tostado y de cuero.

En boca vino envolvente marcado por el carácter de la variedad. Sensaciones jugosas, con un
final fresco y largo.

 

SOBRE BODEGAS HABLA

Se trata de un proyecto que nació en el año 2000 con la construcción de la bodega en una zona con escasa tradición vitivinícola pero con un gran potencial para la elaboración de grandes vinos gracias a su particular microclima y a las cualidades del terreno (cuenta con suelos de pizarra y arcilla que mantienen una temperatura cinco grados inferior a la de Trujillo). Actualmente, el viñedo alcanza las 200 hectáreas, divididas en 42 parcelas y plantadas con las variedades Tempranillo, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Syrah, Malbec, Petit Verdot y Sauvignon Blanc. Uvas con las que se elabora la joya de la bodega, Esencia -se procesa solo con lo mejor de cada una de las variedades tintas-, la colección de vinos de ‘Alta Costura’: Habla ‘Edición Limitada’; el prêt à porter Habla del silencio, los jóvenes Habla la tierra y Gotas de Habla; y los blancos Duende y Habla de ti.
Además, Habla elabora un aceite monovarietal, Picual 100%, Sol del Silencio, procedente de los distintos
olivares que se sitúan en la Finca Dehesa de la Torrecilla (Trujillo).

Fuera de Extremadura, en concreto en Francia, Bodegas Habla controla unas exclusivas hectáreas de viñedo. En Côte des Blancs, al sur, se elabora el champagne Moses, y en la mejor zona de Côte de Provence, frente a la montaña Sainte Victoire, tiene su origen el vino más sensual y glamuroso de las bodegas, Rita.

Tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, Bodegas Habla apuesta por una viticultura ecológica, en
la que no se utilizan productos químicos, combinada con las tecnologías más punteras, todo ello bajo la
atenta supervisión de los enólogos.

SU ESENCIA

Según cuenta la leyenda, cuando Miguel Ángel terminó de esculpir su Moisés, le pareció tan realista que golpeó con un martillo sobre la rodilla de la escultura y le ordenó: «¡Habla!». Este es el origen de la marca y el nivel de perfección que Bodegas Habla pretende dar a cada uno de sus vinos, con los que busca expresar lo indómito y lo mágico de la naturaleza; y la creatividad y el cariño de quienes la
trabajan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.