Madeira, un auténtico paraíso para el avistamiento de ballenas y delfines

Las costas de Madeira son el punto de encuentro de numerosas especies de cetáceos que se concentran únicamente en el entorno de esta isla, debido a las condiciones bioclimáticas de su litoral. Por esta razón, se trata de un paraje especialmente idóneo desde el que salir en barco a avistar delfines y ballenas a poca distancia de la costa.


El sur de la isla comprende lugares perfectos para el avistamiento de cetáceos, donde es posible alquilar barcos de uso individual o contratar los servicios de compañías que llevan décadas dedicándose por entero a hacer más fácil esta experiencia a los turistas. Estas zonas son, de este a oeste: Machico, Funchal y Calheta. Esta última es la que reúne las mejores condiciones temporales para pasar una agradable jornada junto a delfines y ballenas, pero desde cualquiera de ellas siempre es posible contratar algún servicio que garantice con seguridad avistar alguna de las aproximadamente 28 especies que frecuentan estas costas.

Lo más común es apuntarse en pareja o en familia a alguna de estas excursiones que, generalmente, tienen lugar dos veces al día y duran en torno a dos horas y media. En muchos casos, las compañías ofrecen la posibilidad de nadar con delfines, una experiencia totalmente recomendable que se puede realizar junto a profesionales de buceo y biólogos marinos. Todo un equipo de especialistas acompaña a turistas para ponerles en contexto, contar curiosidades acerca de estos entrañables animales marinos e indicar las zonas y las mejores formas de encontrarlos nadando casi al nivel del mar.

SONY DSC

Si bien los delfines se acercan con amabilidad a zodiacs, yates y barcos, con los que ya están familiarizados, es verdad que las ballenas, por razones de tamaño y de número, no se contemplan con tanta facilidad desde el barco. Normalmente, los rorcuales, las falsas orcas, los cachalotes o los calderones -que son las principales especies de ballena que se encuentran en Madeira– nadan plácidamente por la costa y asoman su lomo en la superficie para respirar, pero lo hacen en pareja y de forma muy puntual. Por este motivo, para identificarlos, suele haber personal de las empresas dedicadas al avistamiento en puntos altos de la costa observando el movimiento en las aguas con prismáticos. Estos comunican a los guías que acompañan a los excursionistas para que se dirijan a puntos en los que hay ballenas para así poder verlas desde una distancia prudencial.

Disfrutar de delfines, ballenas y de otros animales, como tortugas, que se encuentran libres en su hábitat natural es, sin duda, uno de las actividades más recomendadas que todos los amantes de la naturaleza pueden disfrutar en la isla. Sin olvidar, claro está, que el respeto a estas especies y a su ecosistema es el principal pilar de la coexistencia para poder disfrutar de una experiencia tan única y diferente.

 

Para más información:

Enric Tomas / Rosario Fernández
+34 681 113 032 / +34 654 412 602
madeira@promotourist.net

http://www.visitmadeira.pt/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *