Déjate conquistar por las opciones de lujo en Buenos Aires

El momento por el que pasa el cambio del peso argentino frente al dólar permite a los viajeros acceder de una forma más sencilla a la amplia y cuidada selección de servicios y experiencias de lujo en su estancia en Buenos Aires. Preciosos hoteles, direcciones para shopping, artesanía en plata, exquisitos restaurantes, coctelería de autor y experiencias inmersivas llenan la lista de opciones en la ciudad porteña.

La capital argentina cuenta con alojamientos sorprendentes de gran exclusividad, preparados para satisfacer al viajero más exigente. Es el caso de Faena Hotel Buenos Aires, donde sólo por asistir en sus paredes al espectáculo Rojo Tango, considerada la actuación de tango más fascinante del mundo, el visitante se sentirá una estrella. A ello se suman habitaciones tan anheladas como la Suite Imperial, una gran residencia de dos pisos diseñada para vivir rodeado de selectas antigüedades del barrio de San Telmo.

La ciudad espera al viajero de lujo con experiencias de gran calidad, como es asistir a alguno de los espectáculos que ofrece en su agenda el Teatro Colón, con más de un siglo de historia y en cuya construcción participaron 1.500 personas. Según los grandes directores de orquesta el Colón es uno de los mejores de su tipo.

Además, es una ciudad que no descansa. Los amplios horarios comerciales permiten visitar todo tipo de establecimientos para los amantes de las compras. Los apasionados de las letras plasmadas en papel y de la música reproducida de forma analógica podrán encontrar las tiendas de música y librerías más reconocidas sobre la avenida Corrientes, entre avenida Callao y Carlos Pellegrini. Destaca la experiencia de recorrer la librería Ateneo Grand Splendid, reconocida internacionalmente como una de las más impresionantes del mundo. En su día fue teatro y hay mantenido dicha arquitectura, de modo que se puede elegir un libro, pedir un café cortado y disfrutar de leer unas páginas en el mismo escenario.

Grandes marcas y artículos de lujo se concentran en espacios como la Avenida Alvear o las célebres Galerías Pacífico. Pasear por este centro comercial supone contemplar un Monumento Histórico Nacional, declarado así por su notable arquitectura y valor artístico. Las Galerías Pacífico combina el placer de salir de shopping con el disfrute de elementos tan asombrosos como su magnífica cúpula, decorada con murales realizados por destacados pintores argentinos: Antonio Berni, Lino Enea Spilimbergo, Demetrio Urruchúa y Juan Carlos Castagnino.

Otras compras de lujo en Buenos Aires están protagonizadas por la platería, con multitud de direcciones de gran interés a lo largo de toda la ciudad. Es el caso de Pérez Sanz, en el barrio de la Recoleta, famosos entre otros productos por sus clutchs. El coqueto barrio de San Telmo alberga el atelier de Marcelo Toledo, uno de los orfebres más famosos de todo el país, aclamado por infinidad de celebrities; así como el histórico taller de Juan Carlos Pallarols, todo un museo dedicado a la belleza de la platería con piezas exquisitas.

Las opciones gastronómicas recomendables son prácticamente interminables en sus 48 barrios. Destacan referencias de gran calidad como Elena, ubicado en el Hotel Four Seasons. Con un encantador estilo patio distribuido en dos niveles, su menú concentra una amplia selección de las carnes preferidas por los porteños, desde bistecs de corte preciso añejados en seco y res Kobe argentina, hasta cerdo de la más alta calidad, pollo y otras carnes, pescados y mariscos. Elena forma parte de la lista de los 50 mejores restaurantes de América Latina, en la que destacan otras 9 opciones porteñas como Don Julio, Tegui, Mishinegue o Chila.

La coctelería de autor está haciendo furor en Buenos Aires. Así lo demuestra el éxito que están viviendo los conocidos como speakeasies, bares clandestinos donde degustar exquisitos combinados. Uno de los más exclusivos es Nicky Harrison, ubicado detrás de un elegante restaurante de sushi. Para poder entrar es necesario presentar tu tarjeta de membresía o haber cenado previamente en el restaurante. En el interior, encontrarás una atmósfera inspirada en la Ley Seca americana de los años 20 en Estados Unidos. Jazz, swing y música en directo crean el clima perfecto de este viaje en el tiempo.

Tampoco se pueden pasar por alto opciones como tomar el té en Casa Cavia o en el Palacio Duhau -una tradición inglesa muy arraigada en argentina- o ir bailar a Tequila, una de las discotecas más exclusivas de la ciudad en la que sólo pueden entrar 500 personas.

Además del fútbol, otro de los deportes más seguidos entre los porteños es el Polo. Los visitantes de Buenos Aires admiran con entusiasmo la destreza de los polistas a lomos de los caballos. Por ello, lo recomendable es asistir al Torneo de Polo Abierto de Palermo en noviembre, en plena primavera austral. Además, los viajeros que deseen ponerse en el papel de uno de estos deportistas pueden disfrutar de clases de polo para vivirlo en primera persona. Tampoco se puede pasar por alto el Polo Day, una experiencia premium que incluye formación, juego, degustaciones gastronómicas y relax en su precioso campo.

Más información: https://turismo.buenosaires.gob.ar/es

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *