Escocia en 8 actividades de incentivo

Actividades de aventura, propuestas culturales, gastronomía, deporte… un amplio catálogo de experiencias se da cita en Escocia de la mano de VisitScotland Business Events y varias compañías especializadas, que ponen a disposición de las empresas esta herramienta para potenciar cualidades que repercuten positivamente en el rendimiento de sus empleados y fortalecen sus relaciones. Estas 8 actividades ofrecen buena muestra de ello:

1. Sea Safari: la combinación de aventura, emoción y el contacto con la vida marina y el paisaje de Escocia da lugar a una de las iniciativas más sorprendentes. Estos tours o Seafaris por las zonas de Oban y Easdale están dirigidos por guías especializados que aportan una visión única del entorno y de las especies que lo habitan, entre las que se encuentran delfines, focas, nutrias, ballenas o tiburones peregrinos. Una oportunidad enriquecedora que muestra la esencia de la isla en estado puro.

2. Land yachting: esta disciplina fusiona navegación y motor dando como resultado una alternativa cargada de adrenalina al nivel del mar. No hace falta ser un experto: bastarán 15 minutos para adquirir las habilidades básicas de control de este ‘vehículo a vela’ y disfrutar de una experiencia diferente, de dos horas de duración, que potenciará habilidades como la confianza y el trabajo en equipo, claves para cualquier compañía. La arena de la kilométrica playa de West Sands será el escenario perfecto para du desarrollo.

3. Aventura entre árboles: a tan solo una hora de Edimburgo, Glentress Forest ofrece una estupenda y divertida opción para vivir una divertida jornada rodeado del precioso entorno que regala el valle de Tweed. Esta aventura ‘tree top’, que se desarrolla durante más de dos horas de desafíos entre cuerdas y puentes a lo largo de un circuito natural, con tramos de hasta 30 metros de altura, contribuye a la cohesión de los grupos y a la superación de los retos.

4. Banquete escocés en un castillo: la magia de un enclave que transporta a la Edad Media impregnará de principio a fin esta velada gastronómica en el castillo de Edimburgoo en el de Stirling. De este modo, varias de las señas de identidad escocesas -historia, leyenda, arquitectura medieval y gastronomía- estarán presentes a través de una puesta en escena que revivirá con total realismo un delicioso episodio culinario del medievo. Antorchas encendidas sobre el puente levadizo guiarán a los invitados hacia el corazón del castillo, donde caracterizados como auténticos personajes de la época podrán disfrutar de diversos paquetes temáticos que aúnan gastronomía de gala, una ambientación exquisita y un apoteósico final, entre otras muchas sorpresas.

5. Barbacoa y navegación privada en aguas del lago Lomond: una experiencia única; así podría definirse la propuesta de incentivo de Amazing Days Scotland, que plantea un recorrido grupal en barco por las pintorescas playas privadas del lago Lomond, que terminará con una entretenida barbacoa junto a los propietarios de estas islas. Música en vivo, chefs en los fogones y bebida fría serán todo lo necesario para vivir un evento protagonizado por el buen ambiente y la convivencia.

6. Heli-golf: el verdor que impregna Escocia muestra de forma indudable su idoneidad para la práctica del golf. Scotland for Golf proporciona diferentes tours que incluyen una combinación de helipuertos y traslados terrestres a diversos campos con un guía personal miembro de PGA Proffesional a lo largo de una estancia de siete días/ocho noches. Los valores del deporte se trasladarán, de este modo, al rendimiento del equipo.

7. Recorriendo la campiña en todoterreno: descubrir Escocia a bordo de un 4×4 por caminos inexplorados, senderos recónditos y atravesando las colinas de Perthshire será la mejor opción para conocer la faceta más auténtica y salvaje del país. La aventura discurrirá en diferentes niveles, pero siempre en contacto con la fauna y flora autóctona de este icónico valle. Una actividad que revoluciona los sentidos y activa el espíritu creativo.

8. Practicar curling en la tierra que lo vio nacer: la palabra curling aparece por primera vez escrita en 1620 en la localidad de Perth, en Escocia, aunque al parecer, desde 1511 ya formaba parte de la vida de los escoceses. Edinburgh Curling proporciona toda la infraestructura necesaria para descubrir este casi desconocido deporte, al tiempo que se fortalecen el sentimiento de equipo y los valores corporativos.

Para más información:

diego.roves@newlink-group.com

https://businessevents.visitscotland.com/.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *