Helado de violetas para la tarde más cool de Madrid Meriendas en el Eugenie

 

Las tardes de domingo siempre vienen acompañadas de una buena merienda. Tanto si es con amigos o con familia, el Bar Eugenie del hotel Barceló Emperatriz propone una tarde entre cafés y Gin Tonics, además de disfrutar de su capricho estrella, su maravilloso helado de amapolas.Después de una mañana de domingo recorriendo las calles de Madrid, no hay mejor manera para reponer fuerzas que haciendo una parada con sabor dulce para relajarse y dejar pasar las horas.

El Bar Eugenie, con su estilo clásico inspirado en la emperatriz Eugenia de Montijo y su decoración acogedora y femenina a los años 50, será el entorno perfecto para deleitarse con de los mejores gin-tonics y dulces en buena compañía.

Eugenie divide su espacio en dos ambientes distintos: uno, para aquellos que busquen refugiarse del caos urbano y disfrutar sin prisas de una deliciosa merienda en sus sofás de terciopelo, otro, para grupos de amigos que quieran sentirse como un publicista de Mad Men probando uno de sus famosos cócteles mientras comparten confidencias en un entorno más íntimo.

Dentro de su carta, encontramos las siguientes delicias para los más golosos: el helado de violetas para los paladares más exigentes, churros con chocolate para disfrutar de lo más típico de la capital con la mejor materia prima, y sus bizcochitos recién hechos para acompañar un buen café con leche. Si buscas pasar una tarde de lujo en pleno Paseo de la Castellana, Bar Eugenie será la opción idónea para amenizar cualquier tarde de domingo con los tuyos y una deliciosa merienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *