De ruta por Amán

 La capital de Jordania, Amán, ofrece lo mejor de oriente y occidente por sus cuatros costados.

Amán es una ciudad en la que se diferencian dos partes: la urbana Amán occidental, con zonas residenciales, cafés, bares, centros comerciales y galerías de arte; y por otro lado, la Amán más oriental en la que se puede sentir el pulso de la tradición y una ciudad más conservadora e islámica. Está claro que es necesario conocerla en su conjunto. Descubrir su ambiente, el estilo de vida de sus habitantes, conocer su día a día, sus zocos y mercados, sus sabores es algo único e irrepetible.

La construcción de la ciudad es en gran parte moderna, si bien presenta lugares que evocan los grandiosos imperios que han pasado por la ciudad. Esta ruta comienza por la Ciudadela, que se encuentra en la colina más alta de Amán, Jebel al-Qala’s, a más de 800 metros de altura. Los artefactos de la Edad de Bronce demuestran que esta colina fue una fortaleza durante miles de años. Dentro de la Ciudadela, una visita obligada es el Templo de Hércules, del que únicamente quedan dos gigantes columnas las cuales son visibles desde toda la ciudad.

 

Desde la Ciudadela se continúa a pie hasta el teatro romano, ¡una auténtica joya!

Amán respira historia por cada uno de sus rincones. Descubrirlo es fabuloso durante el mes del Ramadán ya que se organizan zocos nocturnos y espectáculos. Visitar el zoco de Al-Bukharieh, el más viejo y con más historia de Amán deslumbrará por sus faroles, joyas y sus souvenirs. Para conocer más sobre la historia y cultura de la capital el viajero en cualquier ruta por Amán no se puede perder los muchos museos y centros culturales que le trasladarán durante unas horas siglos atrás como en el Museo del folklore o el Museo de tradiciones populares. La mezquita del Rey Hussein Bin Talal, la más grande del país y conocida como la mezquita nacional de Jordania, es otro de los imprescindibles en cualquier ruta por Amán.

 

La capital del reino hachemita se extiende sobre 19 colinas entre el desierto y en valle fértil del Jordán. Una opción para completar esta ruta por Amán es sobrevolar la ciudad y no perder detalle; otra es conducir hasta una de estas colinas y disfrutar de una increíble vista de la ciudad, sobre todo al atardecer, y observar cómo las casas de caliza blanca que pueblan las laderas de la ciudad cambian progresivamente de color a medida que el sol va cayendo.

En definitiva, Amán es el punto perfecto para el principio o el final de un viaje de ensueño por Jordania. ¡Te estamos esperando!

¿Quieres saber más? No te pierdas aquí las 99 cosas que hacer en Amán.

JORDANIA, UN OASIS DE PAZ EN ORIENTE MEDIO

El Reino Hachemita de Jordania, sorprende al viajero por ser una nación moderna, dinámica, estable y totalmente segura. Desde las evocadoras y antiguas estepas de Wadi Rum hasta el bullicioso centro de Amán, y desde las majestuosas ruinas de antiguas civilizaciones hasta el esplendor atemporal del Mar Muerto, Jordania se revela como un destino único de lugares imponentes y misteriosos, alojamientos de alto nivel, exquisita gastronomía e incontables actividades para inspirar, motivar y rejuvenecer al visitante.

 

 
Más información: www.sp.visitjordan.com

GLOBALLY GROUP TURISMO
Isabel Sanz isabel.sanz@globallygroup.com
Tel: 91 781 39 87

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *